Pumpkin Spice Wars: la historia violenta detrás de tu café con leche favorito de Starbucks

Pumpkin Spice Wars: la historia violenta detrás de tu café con leche favorito de Starbucks

La temporada de latte de calabaza y especias es comenzando incluso antes este año, con la famosa bebida condimentada con canela, nuez moscada y clavo de olor en las cafeterías de Starbucks el martes.

Pero debajo de esas vibraciones de suéteres difusos, las especias en 'el PSL' tienen una historia oscura. Especialmente nuez moscada. Es una historia de guerra, genocidio y esclavitud.

A Starbucks no le importa que se sientan como 100 grados afuera. Es la temporada de latte con especias de calabaza.

La variedad de nuez moscada con la que estamos familiarizados es originaria de las islas Banda en lo que ahora es Indonesia. En la Edad Media, los bandaneses se enriquecieron con el comercio de especias, más macis, que proviene de la misma planta, y clavo, que también crecía allí, según Atlas Obscura . La nuez moscada llegó a los labios de las élites chinas y malayas, y a los europeos a través de los comerciantes árabes, que mantuvieron en secreto la ubicación de la fuente.

Todo eso cambió en 1511, cuando el explorador portugués António de Abreu se convirtió en el primer europeo en aterrizar en las Islas Banda, según el historiador de la alimentación. Michael Krondl . Portugal, que fue absorbido por el imperio español en 1568, tuvo un punto de apoyo en el comercio de la nuez moscada durante casi 100 años, pero los bandaneses resistieron sus esfuerzos por ganar más control.

Los holandeses aparecieron en 1599 y todo se volvió espantoso poco después. Se apoderaron de las islas, construyeron un fuerte e informaron a los bandaneses que ya no se les permitía comerciar con nadie más, según el historiador. Vincent C. Lot . Los Bandanese firmaron contratos aceptando el acuerdo, aunque no está claro si entendieron lo que estaban aceptando, escribió Loth. Ignoraron los contratos de todos modos, y continuaron comerciando con quienes siempre tuvieron, además de un nuevo socio en la escena: los ingleses.

La historia del anuncio continúa debajo del anuncio.

Esto llevó a una serie de violentas escaramuzas entre holandeses y bandaneses, escribió Loth. Luego, en 1621, el gobernador general holandés, Jan Pieterszoon Coen, dirigió a 2.000 soldados en un asalto a Bandanese. Sus líderes fueron decapitados y los ricos fueron esclavizados y enviados al extranjero. Los habitantes restantes huyeron a las montañas, donde, durante los meses siguientes, casi todos encontraron uno de tres destinos: fueron asesinados en ataques holandeses, murieron de hambre o saltaron de acantilados desesperados.

Al final de la masacre, solo habían sobrevivido alrededor de 1.000 de un estimado de 15.000 bandaneses. Algunos escaparon a otras islas, donde aún viven sus descendientes, mientras que otros fueron esclavizados para enseñar a los holandeses a cultivar la nuez moscada ellos mismos.

Incluso después de la casi extinción de Bandanese, los ingleses continuaron luchando con los holandeses por el control del monopolio de la nuez moscada. (El monopolio no desaparecería hasta la década de 1750, cuando un comerciante francés robó plántulas de nuez moscada y las cultivó en colonias francesas, según Krondl).

La historia del anuncio continúa debajo del anuncio.

El asunto se resolvió en 1667 cuando los ingleses acordaron poner fin a sus reclamos sobre los Bandas a cambio de una isla que los holandeses consideraban sin valor: Manhattan.

Y, para que conste, Manhattan se jacta 240 Starbucks que están vendiendo lattes de calabaza y especias en este mismo momento.

Leer más Retropolis:

Antes del video de un arresto de Starbucks, las imágenes de sentadas en el mostrador del almuerzo ayudaron a lanzar un movimiento

Cristóbal Colón y la papa que cambió el mundo

Colón trajo el sarampión al Nuevo Mundo. Fue un desastre para los nativos americanos.

Powhatan y su gente: los 15.000 indios americanos apartados por los colonos de Jamestown