Primera sentencia en el escándalo de admisión a la universidad vista como un revés para los fiscales

Primera sentencia en el escándalo de admisión a la universidad vista como un revés para los fiscales

Durante semanas, los fiscales estuvieron en racha. Declaraciones de culpabilidad acumuladas en el escándalo de soborno de admisión a la universidad: el cerebro, los ex entrenadores de atletismo, un experto en exámenes y más de una docena de padres adinerados, incluida una actriz de Hollywood. En total, 19 acusados ​​admitieron haber conspirado para subvertir el proceso de admisión y más se estaban preparando para hacerlo.

Pero la primera frase frenó el impulso de la fiscalía.

Cuando la jueza principal de distrito de EE. UU. Rya W.Zobel condenó el miércoles al ex entrenador de vela de la Universidad de Stanford, John Vandemoer, a un día de prisión, con el tiempo que se considera ya cumplido, provocó un revés a los fiscales que querían ponerlo tras las rejas durante más de un año. .

La historia continúa debajo del anuncio.

“Quizás sea una señal para que los fiscales disminuyan la velocidad”, dijo Daniel S. Medwed, profesor de derecho de la Northeastern University. “Ser muy agresivo en las recomendaciones de sentencia puede no siempre ser lo mejor para la justicia. Algunos de estos acusados ​​son mucho más culpables que otros '.

El escándalo de los sobornos apunta a la influencia atlética en las admisiones universitarias

Durante la audiencia en un tribunal de Boston, Zobel tuvo largos intercambios con el fiscal federal adjunto Eric Rosen. Salpicó a Rosen con preguntas sobre los argumentos de la fiscalía con respecto al fraude y el soborno y los hechos subyacentes a la conspiración de crimen organizado que Vandemoer había reconocido con una declaración de culpabilidad en marzo.

Los fiscales dijeron que Vandemoer acordó aceptar $ 610,000 en sobornos para ayudar a los futuros estudiantes a ingresar a Stanford como reclutas de navegación. Pero el juez dijo que estaba convencida de que Vandemoer era menos culpable que otros acusados ​​en el escándalo porque no se había embolsado sobornos para beneficio personal. En cambio, el dinero se destinó al programa de navegación de Stanford. Zobel impuso una multa de $ 10,000 y dos años de libertad supervisada, incluidos seis meses de confinamiento en el hogar. Vandemoer, de 41 años, evitó la cárcel. Se disculpó en la corte y señaló que su carrera se acabó. 'Merezco todo esto', dijo. 'Yo lo causé'.

La historia continúa debajo del anuncio.

Los analistas dicen que la sentencia envió un mensaje de que el caso de Varsity Blues que se desarrolla en un tribunal federal se entiende mejor como una serie de casos con circunstancias únicas. Las acusaciones, dicen, no necesariamente se suman a una gran conspiración, sino a un grupo de conspiraciones más pequeñas.

Cada uno involucra a un consultor intrigante llamado William “Rick” Singer, quien ha admitido haber violado la ley. Singer buscó ayudar a los hijos de padres adinerados a ingresar a universidades prominentes haciendo trampa en los exámenes de admisión y el uso de credenciales atléticas falsas para hacerse pasar por reclutas para deportes como vela, remo, fútbol y waterpolo. Treinta y tres padres están acusados ​​de financiar sobornos para perpetrar el fraude. Algunos pagaron cientos de miles de dólares para ayudar a sus hijos a ingresar a escuelas, incluidas las universidades de Yale y Georgetown y la Universidad del Sur de California.

Stanford expulsó a un estudiante asociado con Singer que no era un recluta de navegación. Otros Vandemoer que asistieron en el plan no fueron admitidos en Stanford y terminaron en otras universidades.

La historia continúa debajo del anuncio.

Zobel tiene previsto sentenciar a Singer en septiembre. Se declaró culpable de conspiración de extorsión, conspiración de lavado de dinero, conspiración para defraudar a los Estados Unidos y obstrucción de la justicia. Singer está cooperando con los investigadores en un esfuerzo por obtener clemencia. Pero si los comentarios de Zobel fueran una indicación, podría enfrentar un castigo significativo. El juez señaló en el tribunal que las transcripciones de las llamadas telefónicas muestran que Singer presionó fuertemente a Vandemoer para que infringiera la ley.

Se asignan varios jueces a los casos de Varsity Blues, lo que hace que sea especialmente difícil predecir cómo el desarrollo del miércoles influirá en otros resultados. Los expertos legales dijeron que creen que algunos padres acusados ​​enfrentan un riesgo significativo de pena de prisión.

'Ciertamente una posibilidad': ¿Prisión para padres acusados ​​de escándalo de admisiones?

Trece padres, incluida la actriz Felicity Huffman, se han declarado culpables de conspiración de fraude y un decimocuarto ha aceptado hacerlo. Diecinueve, incluida la actriz Lori Loughlin y su esposo, Mossimo Giannulli, se han declarado inocentes de conspiración de fraude y conspiración de lavado de dinero. Los hechos varían significativamente en esos casos y otros que involucran a presuntos cómplices de Singer.

La historia del anuncio continúa debajo del anuncio.

Huffman, por ejemplo, reconoció haber pagado $ 15,000 para ayudar a su hija mayor a obtener un puntaje SAT fraudulento. Espera la sentencia en septiembre, y los fiscales recomiendan al menos cuatro meses de prisión.

Loughlin y Giannulli están impugnando las acusaciones de que pagaron $ 500,000 para ayudar a sus hijas a ingresar a la USC como supuestas reclutas de remo. Parece que van a juicio. Eso podría agravar el riesgo de prisión si son declarados culpables.

'No se pueden juzgar todos estos casos por igual', dijo Ellen Podgor, profesora de derecho de la Universidad de Stetson que analiza los delitos de cuello blanco. “Hay que tener en cuenta tanto al individuo como a las circunstancias. Hasta ahora ha recibido muchos ruegos. Algunos de ellos pueden recibir sentencias más altas aunque estén suplicando y cooperando. En algunos casos, obtendrás el tiempo en prisión, y en algunos casos no '.

La historia del anuncio continúa debajo del anuncio.

El miércoles, Rosen instó a Zobel a enviar a Vandemoer a prisión para 'establecer el tono de estos casos en el futuro'. Describió la primera oración como un momento decisivo para la estafa de admisión universitaria más grande que el gobierno federal haya procesado.

“Ese mensaje es simple, pero hay que decirlo: si paga o recibe sobornos, si miente y hace trampa, y si participa en un plan que, en última instancia, resulta en el robo de un lugar de admisión a la universidad de alguien que lo merece. , será procesado penalmente y será enviado a prisión ”, dijo Rosen.

Después de que Zobel emitió la sentencia, el fiscal federal de Massachusetts, Andrew E. Lelling, se comprometió a seguir adelante.

La historia continúa debajo del anuncio.

'Señor. Vandemoer acordó aceptar $ 610,000 a cambio de corromper el proceso de admisión de una importante universidad ”, dijo Lelling en un comunicado. 'Continuaremos buscando sanciones significativas en estos casos'.

La oficina de Lelling declinó hacer más comentarios el jueves.

La sentencia de Vandemoer provocó el desprecio y el sarcasmo de muchos sectores.

'Bueno, eso envía un mensaje fuerte a la clase dominante', escribió en Twitter Kevin Carey, un experto en políticas educativas del grupo de expertos New America.

Otros advirtieron que no se leyera demasiado.

'Vandemoer no es un gran barómetro para otros acusados ​​en el caso y cuáles podrían ser sus sentencias', escribió en Twitter Chris Villani, reportero judicial del sitio de noticias Law 360. 'Aquí, el gobierno luchó por identificar una 'ganancia' o 'víctima' en la opinión de la corte, ya que no se admitieron estudiantes y él mismo no se embolsó dinero'.

Weintraub informó desde Boston.